El 1 de Julio 2020 entró en vigor la ley Macron en materia de desplazamiento temporal de trabajadores en Francia por parte de las empresas que se ubican fuera del país galo, y se aplica a los conductores asalariados de empresas de transportes de cualquier país de la Unión Europea.

Por tanto, esta ley no será de aplicación a los conductores autónomos, los cuales deberán acreditar los certificados pertinentes que defiende la ley Macron a los guardias de control de carretera.

Esta quiere controlar que los conductores profesionales asalariados que se desplacen a Francia por parte de las empresas residentes fuera de Francia, perciban el salario mínimo interprofesional vigente en el país galo que es de aproximadamente 1400 euros al mes, como mínimo.

Para cumplir con esta reciente normativa, los vehículos de transporte (furgonetas, camiones y autobuses) que transitan por Francia tienen que llevar siempre a bordo el denominado “certificado de desplazamiento” redactado en francés por abogados expertos en la ley Macron en Francia.

Además, la empresa transportista designará por obligación a un representante en quien deberá guardar toda la documentación de la empresa durante un período de 18 meses a disposición de los agentes de control de Francia.

Desde su entrada en vigor, el Ministerio de Trabajo ha concedido un plazo temporal sobre el desplazamiento de trabajadores de tres semanas máximo para que las empresas transportistas puedan adaptarse a la nueva regulación vigente.

Anteriormente al 22 de Julio la labor de los Agentes de control de carretera era solamente informativa en relación al cumplimiento de llevar la documentación obligatoria en el transporte para los desplazamientos de trabajadores.

El objetivo que tiene el gobierno francés con la ley de Macron es la regulación de las actividades que dirigen las empresas transportistas de desplazamiento de trabajadores de países extranjeros que transitan por Francia.

 

Los conductores extranjeros deben recibir un salario mínimo y las empresas extranjeras deben designar a un representante que se encargará de actuar como puente para conectar con las autoridades francesas.

El gobierno francés aprobó la introducción del salario mínimo para los conductores extranjeros en Francia, tanto para aquellas empresas que realicen cabotaje o que transiten por el país y esta ley está en vigor desde el 1 de julio de 2016.

La administración francesa publicó en el Diario Oficial de la República Francesa el Decreto 2016-418 de 7 de abril de 2016, en el que se modificaron cláusulas específicas del código del desplazamiento de trabajadores para empresas extranjeras para “tener en cuenta todas las peculiaridades del sector del transporte por carretera”.

El Decreto precisa aquellas situaciones en las que será necesario el certificado de desplazamiento de trabajadores para las empresas extranjeras, con una validez de seis meses.

Aunque las últimas actuaciones de los transportistas franceses han podido influir en la rapidez con la que el gobierno de Francia quiere poner en marcha esta norma, esta ya estaba incluida en la Ley Macron que durante el verano del pasado ejercicio, entró en vigor a pesar de la polémica.

El sector del transporte por carretera de Francia viene exigiendo durante las últimas semanas “acciones fuertes y urgentes” contra un fenómeno motivado por la deslocalización de empresas de transportistas en Europa del Este que operan en la región occidental de Francia.

En la declaración de la Ley Macron cada operación de cabotaje será sustituida por el Certificado de Desplazamiento que tiene una validez de seis meses. Además dichos certificados serán facilitados por las empresas transportistas escritas en Francés y el trabajador lo deberá llevar siempre en el transporte, camión, furgoneta o autobús junto a su contrato de trabajo.

 

En Abogados Ledesma estaremos encantados de atender y solucionar las posibles dudas que te surjan acerca de esta ley.